Home / Bizkaia / Qué ver en Bizkaia / Casco Viejo de Bilbao, qué ver, dónde comer y curiosidades varias.

Casco Viejo de Bilbao, qué ver, dónde comer y curiosidades varias.

Descubre el Casco Viejo de Bilbao, uno de los rincones con más encanto de Bizkaia.   El casco antiguo de Bilbao, más conocido como el Casco Viejo o siete calles (zazpi kaleak en euskera), es uno de los rincones más conocidos de todo Bilbao. Y no es para menos. En la actualidad, este enclave bizkaino es junto a Bilbao la vieja (popularmente conocida como Bilbi), una de las zonas más concurridas de la ciudad, un gran entresijo de calles, que se llena de vitalidad según avanza el día.  Os queremos enseñar este espacio histórico de la ciudad para que disfrutéis del auténtico…

Ranking de usuarios

Ranking de usuarios

Ranking de usuarios

User Rating: 4.83 ( 2 votes)

Descubre el Casco Viejo de Bilbao, uno de los rincones con más encanto de Bizkaia.

 

El casco antiguo de Bilbao, más conocido como el Casco Viejo o siete calles (zazpi kaleak en euskera), es uno de los rincones más conocidos de todo Bilbao. Y no es para menos. En la actualidad, este enclave bizkaino es junto a Bilbao la vieja (popularmente conocida como Bilbi), una de las zonas más concurridas de la ciudad, un gran entresijo de calles, que se llena de vitalidad según avanza el día.  Os queremos enseñar este espacio histórico de la ciudad para que disfrutéis del auténtico Bilbao, del original.

¿Sabías que la calle Pelota del Casco Viejo debe su nombre al primer frontón que se construyó en la capital bizkaina?

Pelota de eskupilota

Debemos agradecer a la Asociación de Comerciantes de la zona, la gran labor que están haciendo en el que probablemente sea el centro comercial a cielo abierto más grande de toda la cornisa cantábrica, una característica, que ha colaborado en convertir el “Casco” en uno de los puntos más visitados de nuestra geografía. Además de ser el barrio más visitado de Bilbao, también ostenta el título de barrio originario y más antiguo de la ciudad, razón, por la que cobra gran protagonismo en nuestro artículo “Qué ver en el Bilbao en 1 día“. Una lectura, que recomendamos a todas aquellas personas que no disponen de mucho tiempo para ver la ciudad y necesitan una planificación “exprés”.

Casco viejo de Bilbao

El Casco Viejo, el corazón de la ciudad, el núcleo urbano de la originaria villa de Bilbao, transmite a la perfección la forma de ser y de vivir del bilbaíno de a pie. Un lugar perfecto para mezclarse con la gente y conocer el día a día de sus habitantes. ¿Os animáis a conocerla con nosotros?

Información del Casco Viejo de Bilbao.

  • Nombre: Casco Viejo o siete calles.
  • Extensión: 240.000 metros cuadrados.
  • Población: Más de 7.500 personas (2% de la población de Bilbao).
  • Atractivos: Gastronomía, cultura, historia.
  • Ubicación: Núcleo urbano de Bilbao, Bizkaia, Euskadi.

El Casco Viejo de Bilbao es uno de esos espacios que atrapan al viajero. Un lugar auténtico, con solera y vitalidad, en el que parece que el tiempo se detuvo hace ya algunos años. Hemos pasado muchas horas entre estas plazas y calles, el tiempo suficiente, como para transmitir la esencia de este núcleo urbano a la perfección. Esperamos que la información sobre el Casco Viejo que detallamos a continuación, os ayude a enamoraros de este pequeño “txoko” bilbaíno al igual que lo hicimos nosotros hace ya muchos años.

Casco viejo de Bilbao desde Marzana

 

 

Casco Viejo de Bilbao, “el casco”.

Tiendas, bares, restaurantes y hoteles dan vida al originario centro urbano de Bilbao. Un dinamismo, que muchas veces nos distrae y no nos permite ver cosas tan simples, históricas e importantes como el muro o las entradas originales de la antigua villa de Bilbao. ¿Curioso verdad? En esta zona, podemos encontrarnos a gente de todas las edades y culturas, pero sin duda, las cuadrillas de los míticos txikiteros son las que más llaman la atención. Los txikiteros fueron, son y serán el alma del Casco Viejo. Personas, que recorren los bares de la zona tomando en cada uno de ellos un vino tinto en el típico vaso de Bilbao, el txikito. Estas personas siempre suelen ir en cuadrilla cantando algunos de los canticos más famosos de Bilbao y Euskadi, entre ellos, las famosas bilbainadas.

Plaza nueva de Bilbao

 

Historia: Para poder entender el origen y la historia del Casco Viejo tenemos que retroceder más de 700 años, cuando la entonces aldea de Bilbao, ya se levantaba como uno de los más importantes núcleos mercantes del norte. La economía bizkaina, aupada en aquel entonces por la industria y el sector primario, marcó la estructura del Casco Viejo hasta el punto de que sus dos antiguas puertas, estaban estratégicamente colocadas para acercar estos 2 sectores al núcleo urbano. Existen varias teorías sobre el origen del Casco Viejo y el tamaño del mismo. Y es que, si hasta ahora la teoría con más fuerza era aquella que indicaba que en un comienzo fueron tan solo 3 las calles que componían este espacio, estudios recientes y la confirmación de que las 7 calles compartían el mismo tipo de suelo, hacen que cada día más expertos se posicionen a favor de que las 7 calles datan de la misma época.

Grupo de turistas Casco Viejo

  • Teoría antigua: Según esta teoría, únicamente 3 calles fueron construidas entorno al entonces alcázar, hoy en día Iglesia de San Antón. Las ya famosas Somera, Artekale y Tenderia. Más tarde, en el siglo XV, el núcleo se expandiría, dando lugar a Belostikale, Carniceria Vieja, Barrenkale y Barrenkale Barrena, todas ellas situadas en paralelo junto a la catedral de Santiago y la ría, dando lugar a las 7 calles que conocemos hoy en día.
  • Teoría moderna: Las obras realizadas en diferentes puntos del Casco Viejo han confirmado que la capa de suelo originaria de las 7 calles tiene la misma composición, un hecho, que unido a otros argumentos han aupado esta teoría como una de las más sólidas del momento.

Tuviese la dimensión y estructura que tuviese, está claro que se trataba de un núcleo urbano rodeado por grandes murallas que lo protegían del exterior. Mientras, en su interior, se comerciaba con los productos que entraban por sus dos accesos estratégicos. La ría de Bilbao, arteria principal de la ciudad, ha sido siempre una importante vía de conexión con el exterior, una forma perfecta de dar salida a todos los materiales y productos que se creaban o llegaban hasta la villa. Esta vía marítima contribuyo a hacer de Bilbao, uno de los puertos más importantes de la península a lo largo de la edad media.

Traineras en la ría de Bilbao

Llegado el año 1500 las murallas fueron rebasadas para crear una nueva ampliación del núcleo existente, una expansión a extramuros. Así, hacia el año 1600 gran parte de lo que hoy en día conocemos como el Casco Viejo de Bilbao estaba prácticamente formado.

Vistas de la ría de Bilbao desde Marzana

No podemos pasar por alto las inundaciones de 1983, un auténtico desastre natural que destruyo prácticamente todo el Casco Viejo. Eso sí, con mucho sufrimiento y trabajo, se supo salir de aquella catástrofe, haciendo resurgir de sus cenizas a este enclave bilbaíno para convertirse en lo que es en la actualidad, uno de núcleos urbanos con más tradición y cultura de Euskadi.

 

Calles: El Casco Viejo cuenta con una primitiva parcelación medieval distribuida en calles, cantones y cárcavas. Un gran laberitno que albergaba antiguamente talleres y comercios, establecimientos, que con la crisis de los años 80 y las inundaciones de 1983 sufrieron un gran revés. Hoy en día, el Casco Viejo, se ha sabido amoldar perfectamente a las nuevas circunstancias, reinventándose como un espacio de ocio en el que la gastronomía y los locales comerciales cobran gran protagonismo. Las calles del Casco Viejo de Bilbao son totalmente peatonales desde el año 1979, un espacio libre de vehículos, que convierte a este rincón en un centro comercial al aire libre con más de 240.000 metros cuadrados. Un lugar idóneo para disfrutar en familia de la oferta cultural y gastronómica de nuestro querido “botxo”. Un espacio, en el que los más pequeños de la casa pueden dar rienda suelta a sus emociones y fantasías sin correr peligro alguno.

Calle de la Pelota Casco Viejo

En la actualidad son 40 las calles y plazas que encontramos en este histórico lugar (Artecalle, Barrencalle, Barrencalle barrena, Belosticalle, Carnicería Vieja, Somera, Tendería, Arenal, Askao, Banco de España, Bidebarrieta, Cinturería, Correo, Cuevas Ekain, De la Cruz, Esperanza, Fueros, Iturribide, Jardines, Libertad, Lotería, María Muñoz, Merced, Mitxel Labegerie, Nueva, Pelota, Perro, Pl. Ernesto Erkoreka, Plaza Unamuno, Plaza Nueva, Plaza Santiago, Portal Zamudio, Ribera, Ronda, Santa María, Sendeja, Sombrerería, Torre, Víctor, Viuda de Epalza) pero he aquí las 7 calles originales y un poco de información sobre ellas:

  • Somera: Muchos de los nombres de estas calles son meramente lógicos ya que muchos de ellos se los pusieron por su posición geográfica, este es el caso de Somera que significa la calle de arriba.
  • Artecalle: Como hemos mencionado con Somera, en Artecalle pasa exactamente lo mismo, ya que significa la calle del medio, un término que se utilizaba debido a su ubicación entre La Ribera y el Portal de Zamudio.
  • Tendería: En este caso no se aplica la misma lógica que en las dos calles anteriores. El nombre de Tendería responde a la cantidad de pequeñas tiendas y talleres que se encontraban a ambos lados de esta calle.
  • Belosticalle: También llamada Pesquería por la gran cantidad de pescaderías que podíamos encontrar en ella. En la actualidad, el nombre de Pesquería ha caído en desuso.
  • Carnicería Vieja: En este caso, el nombre que adquirió esta calle fue debido a la proximidad que tenía con el primer matadero de Bilbao. Eso sí, el nombre lo obtuvo cuando se construyó un nuevo matadero junto al Portal de Zamudio, haciendo así referencia al viejo matadero, Carnicería Vieja.
  • Barrencalle: Volvemos a la lógica de las dos primeras calles en las que el nombre se debía a su situación, así,  Barrencalle hace referencia a la calle de abajo.
  • Barrencalle Barrena: Ultima de las entonces calles del Casco Viejo de Bilbao, y como podéis apreciar por su similitud con la anterior hace referencia a la calle que hay tras la calle de abajo.

casco-viejo-de-bilbao

 

Cómo llegar: Si estáis alojados en Bilbao, os recomendamos llegar hasta el Casco Viejo andando, la ciudad es pequeña y se puede acceder andando prácticamente desde cualquier punto. El acceso al Casco Viejo de Bilbao más utilizado es desde el Arenal, desde este punto podemos acceder en menos de 5 minutos hasta el corazón de las 7 calles. Por el contrario, si os encontráis a las afueras de Bilbao, os recomendamos utilizar el Metro de Bilbao, el transporte público con mejores frecuencias y ubicación de la ciudad. El Metro cuenta con dos paradas en las inmediaciones del Casco Viejo, Unamuno (entrada principal y mejor ubicada) y San Nicolás. Para todas aquellas personas que no pueden utilizar las dos posibilidades anteriores, todavía nos quedan el tren (Euskotren), el autobús (Bilbobus o Bizkaibus) y el tranvía (Euskotran). Como veis, por opciones no va a ser. Para todas aquellas personas que llegáis a Bilbao en coche podéis aparcarlo en las zonas 1, 3, 9, 10, 11 y 12 de OTA (Ordenanza de tráfico por la que se regula el estacionamiento) o en los diferentes aparcamientos esparcidos por la ciudad, el mejor situado el del Arenal.

Metro de Bilbao

 

Casco Viejo en barco: Parece una bilbainada y quizás lo sea, pero estamos en Bilbao y todo es posible. Gracias a las embarcaciones de Rivercheer y el pequeño pantanal que encontramos junto al Puente San Antón es posible llegar hasta el propio corazón de Bilbao en barco, amarrarlo y disfrutar de alguna de las terrazas que encontramos junto a la ría. Un plan muy veraniego que fusiona la experiencia de navegar tu propia embarcación por la ría de Bilbao con la de visitar el núcleo histórico de la ciudad.

rivercheer-bilbao-alquiler-de-barcos-sin-titulo

 

Pintxos y restaurantes: En el Casco Viejo encontramos una gran variedad de bares de pintxos esparcidos por todas y cada una de sus calles. Una bonita muestra de la gastronomía en miniatura del País Vasco. Aunque las zonas más conocidas y concurridas son Somera y la Plaza Nueva, no son las únicas, no caigáis en los tópicos. El mejor plan es perderse, dejarse guiar por el ambiente y el corazón, o mejor dicho, por el apetito. Recordad que si finalmente decidís ir únicamente a la Plaza Nueva y Somera, los pintxos de la Plaza Nueva son espectaculares pero se pagan a precio de oro. Para todas aquellas personas que no quieren dejarse perder, he aquí una pequeña ruta por algunas de las mejores calles de Pintxos del Casco Viejo de Bilbao:

  • Calle Jardines: Bar Berton.
  • Calle Santa Maria: Bar Irrintzi, bar Santa Maria y bar ConB de Bilbao.
  • Calle Barrenkale Barrena: Iñakiren Taberna, Restaurante Saibigain.
  • El triángulo (Hiruki Gunea) del Casco Viejo de Bilbao: Un pequeño txoko al aire libre formado por la intersección de dos callejones en la calle de la Torre. Aquí el Pintxo Poteo es prácticamente una actividad obligatoria. En esta zona encontramos el bar Ormaetxe o el bar Zazpi Bide entre otros.
  • Calle Somera: Bar Motrikes, bar Jaunak.
  • Calle Ronda: Bar Baste.

Pintxos

Los que queréis comer un menú como dios manda, tenéis una gran lista de restaurantes donde elegir. Estamos seguros de que restaurantes como el Pentxo, Iñakiren Taberna, Peña Athletic o Saibigain no os defraudaran. Establecimientos con muy buena relación calidad-precio, que merece la pena visitar.

Lentejas Restaurante Pentxo

 

Visita guiada por el Casco Viejo de Bilbao: Hemos tenido la suerte de recorrer cada una de las calles del Casco Viejo con una autentica apasionada de la historia, cultura y curiosidades del pueblo vasco. Una guía de turismo como dios manda, Irati. Ella fue quien nos mostró los encantos del Casco Viejo mediante una visita dinámica y amena en la que no faltaron juegos, un buen poteo y alguna que otra sorpresa más. ¡Atentos que empieza la visita guiada!

Ría de Bilbao a la altura del casco viejo

 

1.-Nos reunimos en la Plaza Unamuno, junto a la salida de metro, una de las plazas más concurridas del “Casco” y el punto de quedada de muchas cuadrillas bilbaínas. Es aquí, en Unamuno, donde Irati nos explicó la dinámica de su visita guiada:

  • 7 paradas.
  • 7 puntos de interés.
  • 7 objetos relacionados con el Casco Viejo.

7 paradas en honor a las 7 calles, un bonito número si hablamos de Bilbao.

Plaza de Unomuno, Casco Viejo de Bilbao

En cada parada, una persona del grupo abriría uno de los objetos de la bolsa que llevaba Irati para ayudar a nuestra mente a comprender la naturaleza del espacio que nos rodeaba. En este caso, el primer objeto era una cartera con forma de Txapela, un pequeño artilugio, que representaba la tradición o costumbre que tenemos en Euskadi de poner un bote con el que ir pagando el pintxo poteo que se va a realizar. Pues bien, dicho y hecho, Irati atavió a una de las personas del grupo con esta cartera en la que depositamos el bote, haciéndole responsable de todas las rondas de las que disfrutamos. Por cierto, en este mismo enclave encontramos el Museo Vasco y Arkeologi Museoa, 2 museos que recomendamos visitar a ojos cerrados (si no disponéis de tiempo suficiente para visitar ambos, recomendamos la visita al Museo Vasco). Tras explicar la dinámica al grupo, empezó la clase de historia sobre la fundación de la villa de Bilbao, la familia López de Haro y alguna que otra anécdota más, una charla amena en la que nos contó como la familia Lopez de Haro otorgo a la aldea de Bilbao la carta Puebla en el año 1300 para convertirla en villa. Al hilo de esta explicación, Irati aporto datos muy curiosos como el de la primera villa del Territorio Histórico de Bizkaia, Balmaseda.

Logotipo Balmaseda con el puente de fondo

 

2.- Avanzamos, nos adentramos en las 7 calles, llegamos al Portal de Zamudio. Lugar perfecto para conocer las características de la entonces villa amurallada, una edificación de la que destacaban elementos defensivos como la muralla, las torres o las dos puertas principales. El Portal de Zamudio es uno de los dos accesos mencionados, un lugar cuya naturaleza se entendió a la perfección gracias al objeto relacionado de Irati: un plano del Bilbao del siglo XIV, un mapa, que nos ayudó a comprender la composición de este núcleo urbano. El otro punto de acceso, la puerta de San Antón (lugar que aparece representado en el escudo de la ciudad y de su club de futbol, el Athletic de Bilbao), lo veremos en el punto de interés número 6. Paciencia. Tras la explicación, nos acercamos a la calle Somera para comer un pintxo, comer y beber es obligatorio en el Casco Viejo.

Casco Viejo de Bilbao en 1340

 

3.- Visitamos la Catedral de Santiago. Uno de los templos más importantes de Bilbao tras la Basílica de Begoña. Descubrimos, que aunque el origen de este templo cristiano se remonta a tiempos remotos (cuando las iglesias y los cementerios iban de la mano, cuando los cuerpos se enterraban en el interior de las propias edificaciones), la fachada data de 1880, antes de ayer como quien dice. Una obra del arquitecto Severino de Achucarro, que maquilla su aspecto anterior.

Catedral de Santiago, Casco Viejo de Bilbao

Tras las palabras que Irati dedico a la Catedral de Santiago, descubrimos los objetos de este espacio: globos, cuerda y un paquete de caramelitos de Santiago (Santiaguitos). Unos curiosos artilugios que escondían tras de sí un juego y un pequeño premio para el/la ganador/a.

Juegos visita guiada Casco Viejo

Tras hinchar los globos y atárnoslos al tobillo, cada individuo debía explotar los globos del resto de compañeros, el último ganaba el premio: el paquete de caramelos típico de Bilbao, los santiaguitos. Un momento entretenido que ayudo a hacer grupo y amenizar la visita.

Santiaguitos, Casco Viejo de Bilbao

Después del ajetreo, pintxo pote en el triángulo del casco, en la calle de la Torre.

Triangulo Casco Viejo

 

4.- Visita a la calle Artecalle (Artekale en euskera). Llegados a este punto Irati empezó a contar las característica del urbanismo del Casco Viejo. Casas, huertas, tiendas y talleres convivían en total armonía. Una estructuración vecinal en la que los edificios únicamente tenían dos plantas: en la planta baja el taller, en la primera planta la casa y en la parte trasera la huerta. Debido a la gran demanda de viviendas que se produjo en Bilbao, el panorama urbanismo cambio por completo. Momento en el que se añadieron nuevas plantas y se edificó en las huertas creando el aspecto del que dispone en la actualidad.

Casco Viejo de Bilbao

Fue aquí, donde Irati conto la siempre curiosa historia del bacalao de Bilbao.

 

¿Sabéis que la tradición bacaladera de Bilbao se debe a un error humano?  Ojo al dato. Simon Gurtubay, un comerciante de bacalao de Bilbao, realizo un pedido en el que hubo un malentendido de cantidad, dejando al comerciante con una cantidad muchísimo mayor de la que podía vender.  Lo que al principio parecía una tragedia para aquel comerciante se convirtió en una bendición cuando empezó el segundo asedio carlista. Los alimentos empezaron a escasear y las ventas se multiplicaban. Fue entonces,  gracias a la gran cantidad de bacalao y aceite que existía en la ciudad, cuando los bilbaínos y bilbaínas empezaron a mezclar los únicos ingredientes con los que contaban para crear el plato que hoy conocemos como bacalao al pil-pil. Ale, ya tenéis anécdota para impresionar a vuestros amigos y familiares.

Bacalao al pil-pil
El pintxo pote de este punto de interés tuvo lugar en el bar Joserra, en uno de los cantones de la misma calle. Y es que junto a este establecimiento se encuentra una de las pocas cárcavas que se pueden apreciar en la actualidad.

¿Sabéis que es una cárcava?  Las cárcavas son estrechos patios interiores que discurren en paralelo a las calles.  Espacios que se crearon para dar luz y airear las habitaciones zagueras de las casas que terminaron convirtiéndose en depósitos de agua y residuos.  Razón por la que el ayuntamiento de Bilbao los identifico como pasadizos insalubres  que se decidió intervenir para solucionar las pésimas condiciones higiénicas sanitarias que presentaban.

Carcavas en el Casco Viejo de Bilbao

En este mismo punto nos tocó cantar una bilbainada. Desafinamos mucho, pero nos divertimos y contribuimos a mantener viva este gran género de música bizkaino.

 

5.- Calle Ronda, el muro. Llegamos a la calle Ronda, uno de los pocos lugares (si no el único) en el que se puede contemplar restos de la muralla inicial que rodeaba el Casco Viejo de Bilbao. Y es que la calle Ronda está situada donde antiguamente se asentaba la muralla.  Un cartel del ayuntamiento da fe de ello. Y en honor al nombre de la calle, otra “ronda” de pintxos y potes en el bar Errondabide.

Muro de la villa de Bilbao en el Casco Viejo

 

6.- San Antón, puente e iglesia. Punto estratégico de la ría por ser el último tramo navegable y por tanto, lugar neurálgico de Bilbao. Apuntad, otra curiosidad, si comprobamos los planos antiguos de la ciudad, podemos comprobar que el puente de San Antón se encontraba antes que la iglesia, cuando hoy en día es al revés, claro argumento de que no se trata del puente original sino uno posterior.

Plano Casco Viejo de Bilbao

Por otra parte, antiguamente, en la ubicación donde hoy en día se asienta la iglesia de San Antón, se encontraba una lonja donde se guardaban mercancías de todo tipo. En el interior de la iglesia, de estilo gótico, se han encontrado restos tanto de la antigua muralla como de tumbas, unos hechos que lo convierten en un espacio arqueológico de gran interés.

Iglesia de San Antón, Bilbao

Objeto relacionado: pañuelo de Bilbao con el escudo serigrafiado. Mediante el pañuelo pudimos apreciar el lugar en el que nos ubicamos. Y es que si miramos de frente el escudo de Bilbao veremos como la vista que tenemos en este punto se asemeja mucho al del escudo: el puente de San Antón, la iglesia de San Antón y la ría de Bilbao. A estos 3 enclaves bizkainos les acompañan los 2 lobos que representan la heráldica de la casa “de Haro” en honor de la familia que fundo la villa. Pintxo pote en el Mercado de la Ribera, con vistas a la ría.

Pañuelo de Bilbao, Aste Nagusia

 

7.- Edificio la bolsa. Este emblemático edificio bilbaíno también conocido como Palacio Yohn,  nos sirve como punto de encuentro para la explicación del primer ensanche de Bilbao (calles de Santa Maria, Bidebarrieta y correos). Al mismo tiempo tenemos la ocasión de contemplar la Basílica de la virgen de Begoña desde el único punto que se puede ver en el Casco Viejo (marcado con una estrella en el suelo en la esquina de la calle Pelota y Santa Maria, frente al edificio de la bolsa).

Casco Viejo de Bilbao

Objeto: Vaso de txikito. Aprovechando el vaso de txikito que Irati tenía preparado para la explicación de su origen, disfrutamos de un pintxo poteo muy especial en el bar Kalderapeko, txikitos en el vaso tradicional de Bilbao.

¿Qué es un txikito? Vino tinto servido en un vaso de escasa capacidad conocido como vaso de Bilbao o vaso de txikito.

¿Cuál es el origen del vaso de txikito? Una de las teorías con más peso, vincula el vaso de txikito con la visita de la reina Victoria Eugenia a Bilbao. Y es que según los expertos, las calles de la capital bizkaina fueron adornadas con cientos de lámparas de vidrio (velas colocadas en portavelas de vidrio) para recibir a la realeza. Una vez que Victoria Eugenia abandono la ciudad, quedaron atrás cientos de portavelas que resultaban idóneos para servir vino de forma controlada debido a su controlada capacidad. Su dureza y pesadez ayudaron a que se quedasen durante años entre nosotros, por desgracia, cada vez son menos las personas que beben txikitos y este vaso tan típico de Bilbao está cayendo en el olvido.

Vaso de Txikito

Terminamos la visita con un gran aplauso dedicado a Irati, nuestra particular guía del Casco Viejo de Bilbao. Una forma de agradecer el esfuerzo que supone crear una ruta en la que la gastronomía, tradición e historia se fusionan creando una experiencia increíble en uno de los enclaves más importantes del Gran Bilbao. Eskerrik asko Irati!

Grupo visita guiada Casco Viejo Bilbao

 

Tiendas típicas: Olvidaros de las tiendas de cadenas internacionales que buscan el dinero del turista. Entorno a la ría de Bilbao, en las dos orillas, existen tiendas locales como la sombrerería Gorostiaga en los que siempre se puede comprar un suvenir original para nuestros familiares y amigos. Podéis consultar nuestro artículo de suvenires de Euskal Herria para haceros una idea de lo que podéis comprar.

Sombrerería Gorostiaga Bilbao

 

Zonas de fiesta: El Casco Viejo es una de las muchas zonas que mencionamos en nuestro artículo de zonas de fiesta para salir de noche en Bilbao. Un lugar perfecto para empezar la fiesta, comiendo y bebiendo junto uno de los mejores ambientes de ciudad.

Ambiente casco viejo fiestas de Bilbao

 

Museos: El Casco Viejo y Bilbi albergan una bonita colección de museos de los que destacamos el Museo Vasco, Arkeologi Museoa o el Museo de Reproducciones entre otros. Si estáis interesados en esta oferta cultural e histórica recomendamos la lectura de nuestro artículo de museos de Bilbao.

Museo Vasco, Euskal Museoa

 

Dónde dormir: Existe una gran variedad de hoteles, hostels y demás alojamientos turísticos donde elegir. Nuestras recomendaciones son claras, si buscáis hotel, el Hotel Gran Bilbao, por el contrario si buscáis un hostel, os recomendamos el recientemente inaugurado Bcool.

Bcool hostel Bilbao

 

Puentes: La cercanía del Casco Viejo con la ría, hace indispensable la utilización de puentes para poder acceder a Bilbao la vieja (Bilbi), una zona de marcado carácter, que aunque antaño cayo en decadencia, cada día está más de moda. Recomendamos recorrer las inmediaciones de la ría mediante un bonito paseo por alguna de sus dos orillas.

  • Puente de la Merced.
  • Puente de la Ribera.
  • Puente de San Antón.

iglesia-y-puente-de-san-anton

 

Eventos: El casco antiguo de Bilbao acoge numerosos eventos como el mercadillo de todos los domingos o la feria de Santo Tomas (21 de diciembre). Durante estas celebraciones el “casco” suele estar a rebosar de gente y suele contar un gran ambiente festivo. Una inmejorable oportunidad para experimentar los días grandes del Casco Viejo.

talo-con-chorizo

 

Qué ver: Es aquí, donde se concentran el mayor número de los monumentos más antiguos de la capital bizkaina, una de las razones, por la que el Casco Viejo fue declarado Monumento Histórico – Artístico en 1972. Aunque en el apartado de la visita guiada hemos mencionado la mayor parte de los puntos de interés. Aquí tenéis un pequeño resumen de los lugares más bonitos e históricos de nuestro querido Casco Viejo:

  • Teatro Arriaga
  • Iglesia de San Nikolas
  • Biblioteca Bidebarrieta
  • Calzada de Mallona
  • Plaza Unamuno
  • Fuente del perro
  • Plaza Nueva
  • Puente de la Merced
  • Iglesia de la Merced. Bilborock.
  • Puente de la Ribera
  • Mercado de la Ribera
  • Soportales de La Ribera
  • Puente de San Antón
  • Iglesia de San Antón.
  • Casa de Miguel de Unamuno
  • Portal de Zamudio
  • Catedral de Santiago
  • Estación de Atxuri
  • Museo Vasco.
  • Arkeologi Museoa.
  • Museo de Arte Sacro.
  • Muro de la villa de Bilbao.

Teatro Arriaga Bilbao

 

Como podéis apreciar el Casco Viejo de Bilbao da para mucho. Un rincón, que se ve, se toca, se oye y se degusta a partes iguales ¿Quién da más? Esperemos vuestros comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>