Turismo en Getxo

Sarasola sagardotegia, una sidrería de toda la vida.

Reservar experiencias online

Sarasola sagardotegia, una sidrería tradicional con una largo historial a sus espaldas.

 

La sidrería Sarasola de Astigarraga nos propone pasar un bonito día entre kupelas (barricas en euskera). Un plan, que nosotros hemos disfrutamos gracias a Sagardobus, una empresa especializada en dar a conocer la experiencia del “txotx” a toda persona que nos visita. ¿Sabéis que es el txotx? Si sois lectores habituales de nuestras publicaciones, estamos seguros de que ya conocéis esta tradición, de lo contrario, no os preocupéis, siempre podréis leer nuestro artículo “¡Txotx! Apertura de la temporada de la sidra en Euskal Herria”. Una lectura 100% recomendada. Por cierto, no debemos confundir la sidrería Sarasola de Astigarraga, con la sidrería Sarasola de Asteasu, no tienen nada que ver y nos puede causar más de un quebradero de cabeza, cuidado. A lo largo de nuestra vida hemos visitado Sarasola en muchas ocasiones, una experiencia, que nos ha servido para valorar los aspectos que han cambiado en esta sidrería gipuzkoana con el paso del tiempo. Y es que, aunque Sarasola es sinónimo de tradición sidrera, sus responsables han variado con los años, un hecho, que ha afectado en el día a día de este templo gastronómico de Astigarraga. Es por ello, que aunque hemos pasado muy buenos y malos momentos en este emplazamiento, estamos seguros de que no será la última vez que visitemos Sarasola. En este artículo nos vamos a centrar en la actualidad, en la última experiencia que hemos vivido en este establecimiento, unas sensaciones gastronómicas y culturales que nos han dejado un buen sabor de boca.

Exterior Sarasola Sagardotegia

Información de la sidrería Sarasola.

  • Teléfono: 943 919 328
  • Capacidad: Más de 200 personas.
  • Precio menú tradicional: 32€/persona aprox.
  • Horario: Lunes cerrado. Martes y domingo de 12:30 a 16:00. De miércoles a sábado de 12:30 a 16:00 y de 20:00 a 23:00. Abierto todo el año.
  • Ubicación: Oiarbide Bidea, 14, Astigarraga, Gipuzkoa, Euskadi.

Botellas de Sarasola

Sarasola cuenta con 3 comedores en el interior de sus instalaciones, entre todos, tienen una capacidad total aproximada de más de 200 personas, una característica, que le convierte en un pequeño gigante de la sidra vasca.  Como cualquier otro establecimiento, Sarasola cuenta con aspectos positivos y negativos, en nuestra opinión, la valoración del conjunto es positiva. Aunque no les falta razón a todas aquellas personas que se quejan de aspectos como la comodidad en las mesas junto a las kupelas, el frio en determinados días de invierno o la masificación que sufre en plena temporada de txotx. Os desgranamos todos estos puntos y muchos más en las siguientes líneas, empezamos.

Grifo sagardotegia, sidreria, Astigarraga

 

Sidrería Sarasola, una sidrería mítica en Astigarraga.

Muchas de las personas con las que compartimos kupelas en Sarasola nos hicieron llegar su sensación de que se encontraban en la parte baja de un caserío vasco, en un local sin grandes alardes, en una antigua cuadra reconvertida. Una de las características por las que Sarasola se ha convertido en un local perfecto para disfrutar de la auténtica experiencia del txotx. Antiguamente, no existían las sidrerías como las conocemos hoy en día, se trataba de baserris (caseríos) en los que se producía la sidra, una labor que se compaginaba con otras labores del baserri como el cuidado de animales. Los comerciantes que querían comprar sidra se acercaban hasta estos caseríos para probar la nueva sidra de la temporada, y los productores, les sacaban algo de comida para acompañar a la sidra. Esta cata se realizaba de pie, frente a las kupelas, originando la actual experiencia del txotx en Euskadi. Una explicación, que puede ayudarnos a comprender que Sarasola, sin grandes cambios en su estructuración, manteniendo el aspecto de antaño, consigue atraer a miles de personas que buscan una sidrería auténtica donde conocer la experiencia de la sidra vasca.

Chuletas en Sarasola, sidreria astigarraga

 

Historia: Sarasola lleva en activo desde hace décadas, un negocio familiar, que en los últimos años ha cambiado de manos, dando entrada de una nueva gerencia. En este sentido, mucha gente se extraña a encontrar a responsables de origen asiático en una sidrería vasca, incluso existen personas que lo utilizan como argumentación para indicar que se trata de una mala sagardotegi. En este aspecto, nosotros no tenemos duda alguna, mientras la nueva gerencia respete la cultura vasca, mantenga la calidad de sus alimentos y siga con la tradición sidrera de sus antecesores, no debería ser ningún problema.

Sidreria sarasola

 

Ubicación: Ubicada en Astigarraga, en la cuna de la sidra vasca, Sarasola se encuentra a escasos metros de otra sidrería emblemática, Oiarbide. Ambos establecimientos están ubicados en el monte, en laderas de gran pendiente en las que la naturaleza es la gran protagonista. Debido a su ubicación, siempre recomendamos contar con transporte para llegar hasta sus inmediaciones, en nuestro caso, fue Sagardobus quien nos traslado de una forma práctica y cómoda hasta Sarasola. A las personas que deciden acudir a esta sidrería en transporte privado, en coche, indicar que existe un parking exclusivo para sus clientes con capacidad como para unos 30 coches. Normalmente, no suelen existir problemas de aparcamiento, eso sí, en temporada alta recomendamos llegar antes de tiempo para no llevarnos sustos.

Cartel Sarasola Sagardotegia

 

Sidra: Según nos indican, de los aproximadamente 60.000 litros de sidra que elaboran anualmente, buena parte se produce con manzanas autóctonas, una información que choca con la falta del logo de la Denominación de Origen Euskal Sagardoa. Y es que, este sello es el único indicador que nos asegura la procedencia de las manzanas con las que se ha elaborado la sidra. Aunque se puede elaborar sidra con manzana autóctona sin estar dentro de la Denominación de Origen, a todos los usuarios que nos preguntan por esta cuestión siempre les respondemos de la misma forma, se debe buscar la manzana roja, el sello de la Denominación de Origen de la sidra vasca, no falla. Dejando a un lado la procedencia de las manzanas con las que se elabora la sidra en Sarasola, debemos decir que el caldo de esta sidrería es más que aceptable. Eso sí, como en toda sagardotegi, existen algunas kupelas que gustan más y otras menos, todo depende de los gustos de cada uno.

 

Euskal Sagardoa y Zapiain

 

Menú sidrería: El menú de Sarasola es el menú tradicional con alguna ligera modificación. Y es que, además de los más que reconocidos platos del menú tradicional de sidrería (tortilla de bacalao, bacalao frito, txuleta, queso y membrillo) existen 2 platos más a tener en cuenta, 2 cambios, chorizo y morcilla como entrantes y tejas y cigarros junto con el resto del postre. 2 muy buenas modificaciones, sobre todo las tejas y cigarros, todo un acierto.

cartel Sarasola sagardotegia

En cuanto a los platos tradicionales, todos fueron correctos, todos tenían buen sabor y textura, bien cocinados. Debemos decir que, a petición de los comensales y dependiendo de los responsables, suelen sacar platos para repetir sin aumentar el coste del menú, en nuestro caso fueron los postres, en el caso de la mesa contigua los entrantes, todo es proponerlo. En conjunto, el menú es más que correcto, disfrutamos con cada uno de los platos y saciamos todo nuestro apetito, os dejamos unas fotos como muestra.

  • Entrante.

Chorizo y morcilla en sarasola sagardotegia

  • Tortilla de bacalao.

Tortilla sarasola sagardotegia

  • Bacalao con pimientos.

Bacalao con pimientos Sarasola

  • Txuleta.

Chuleta de sarasola sagardotegia

  • Postre.

Postre en sarasola sagardotegia

Para todas aquellas personas que no quieren degustar el menú tradicional de sidrería pueden optar por otras opciones como platos a la carta, otra de las modalidades de las que disponen en Sarasola. Eso sí, recomendamos consultarlo con los responsables antes de acudir, ya que en temporada alta, igual no admiten este tipo de propuestas.

Nueces en Sarasola sagardotegia

 

Autentica: Como hemos comentado anteriormente, Sarasola es, como la mayoría de las sidrerías de nuestro entorno, un caserío reconvertido en sagardotegi. Eso sí, en el caso de Sarasola, es más destacable por su sencillo diseño, un hecho, que, quitando el pequeño comedor que encontramos al final del establecimiento deja a la vista la estructura del antiguo caserío.

Sarasola sagardotegia

 

Comedores: Podemos decir que Sarasola cuenta con 3 comedores diferenciados y con sus propias particularidades: el de la entrada, el central, y el del fondo. El primero de ellos, nada más entrar a mano izquierda, es un comedor en el que antiguamente se comía de pie, sin bancos, de pequeñas dimensiones, un pequeño txoko cercano a la zona de kupelas . El central, el más grande, largo y estrecho, comparte espacio con las kupelas de la sidrería. Mientras que el ultimo, un comedor con una estética más cuidada, junto a los baños principales, acogedor y tranquilo, cierra la oferta de comedores que nos ofrece Sarasola. Debemos resaltar que en los 2 primeros comedores la temperatura en invierno suele ser bastante baja, el frio se hace notar, la ropa de abrigo no sobra. Además, los dos primeros comedores acogen las zonas con más alboroto, junto a las barricas de madera, mientras que el comedor del fondo, más cálido y tranquilo, hace las delicias de las personas que no buscan tanto jolgorio. Aunque en nuestra última experiencia en Sarasola todas las mesas eran corridas y con bancos, nos consta que en anteriores ocasiones también proponían la opción de comer de pie, como antaño.

Mesa Sarasola sagardotegia

 

Atención: La mujer que nos atendió fue muy agradable y atenta, un hecho a tener en cuenta más si cabe, cuando Sarasola contaba con más del 80% de ocupación. Debemos indicar que no recomendamos acudir a esta sidrería en plena temporada alta, y es que al estar masificada, las personas que acuden a las kupelas a por sidra pueden llegar a molestar a las personas que intentan comer tranquilamente en las mesas contiguas. En nuestra opinión, deberían sacrificar algunas reservas con el fin de que la experiencia sea de la mayor calidad posible.

Sarasola entrada sidreria

 

Precio: 32€ por persona, entre los límites del precio medio de todas las sidrerías vascas. Ahora bien, si valoramos la relación calidad precio de Sarasola, podemos decir que el balance es positivo. Más aún si tenemos en cuenta que existe la posibilidad de repetir algunos platos (petición sujeta a aprobación por parte del responsable). En nuestro caso quisimos repetir el postre (tejas, cigarrillos, queso, membrillo y nueces), una petición que aceptaron con una sonrisa en la cara sin ningún aumento de precio, un detalle que se tiene en cuenta y que siempre alegra a la clientela.

sarasola, Sidra, sagardoa, vista desde arriba

 

Otras sidrerías recomendadas: Sarasola se encuentra en la media de calidad de las sidrerías que encontramos en Euskadi,  un establecimiento, que si bien puede ser perfectamente recomendado a la gente que nos visita, debemos citar otras sidrerías por si esta no se ajusta a sus prioridades y gustos.

 

Artículos relacionados: La sidra, una bebida tradicional de Euskal Herria, cuenta con espacios de gran interés para ayudar a entender la cultura e historia de la manzana a todas las personas que nos visitan. Unos puntos de encuentro que nos introducen en el mundo de la sidra desde un punto de vista dinámico y entretenido, he aquí unos artículos:

Como habéis podido apreciar, Sarasola es una sidrería tradicional, un establecimiento de los de toda la vida. Una sagardotegi, que acudiendo entre semana o en momentos puntuales, puede resultar idónea para experimentar en primera persona la experiencia del txotx.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *