logo de turismo vasco
canciones en euskera para los niños

10 canciones en euskera para niños

TOP ACTIVIDADES

Turismo Vasco Getxo

Diez canciones populares en euskera para tu hijo.

 

Si tenéis un hijo pequeño y queréis ponerle música en euskera para niños, no os preocupéis, al igual que hicimos con las 10 canciones populares del País Vasco, hoy, os traemos las 10 canciones en euskera para niños.

Seguro que echáis en falta alguna, pero entender, que no podemos hacer una lista de 50 canciones. Si queréis cantar junto a vuestro hijos podéis leer el artículo en el que publicamos las letras de todas las canciones en euskera para niños que aparecen en este artículo.

Las canciones para niños en euskera que os recomendamos son de diferentes epocas, desde canciones actuales hasta las canciones infantiles de toda la vida. Muchos veréis reflejadas en estas canciones parte de vuestra infancia, y puede que a vuestros hijos les pase lo mismo. Las canciones vascas son muy populares en muchos países, muestra de ello son todos los  famosos que cantan en euskera .

 

10 canciones en euskera para niños

 

Jon Braun (Imanol Urbieta)

https://www.youtube.com/watch?v=DKCyUSR-Efo

 

Txiki txiki txikia (Imanol Urbieta)

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=l3kpYCktCOI

 

Pingui (Takolo, Pirritx eta Porrotx)

 

Kanuto (Oskorri)

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=zm4LAWS2xZE

 

Sorgina Pirulina (Takolo, Pirrutx eta Porrot)

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=_OIDCx94Dlw

 

Paristik natorren (N Etxaniz)

 

Hator hator (Txirri, Mirri eta Txiribiton)

https://www.youtube.com/watch?v=cIL1UQTthZw

 

Zapi zuria (Txirri, Mirri eta Txiribiton)

https://www.youtube.com/watch?v=plBkfMaG1i8

 

Altza Pelipe! – Txirri, Mirri eta Txiribiton.

 

Arantxan txan (Takolo, Pirrutx eta Porrotx)

Esperamos que os gusten todas las canciones en euskera para niños que proponemos. Si necesitáis alguna otra canción en euskera para vuestros hijos no dudéis en comentárnoslo, no es necesario registrarse para comentar.

20 Comentarios

  1. Beatriz Estela Bordaïsco

    Hola soy de Argentina, desde les escribo.
    Mi abuela nacida en Menditte, nos cantaba una cancion, que se trataba de una gallina que buscaba a sus pollitos y uno de ellos le contestaba desde adentro de una olla, pues lo habian puesto a cocinar.
    hoy yo tengo 68 años y por supuesto mi abuela ya no vive, y tampoco mi padre.
    mi mente recuerda, en fonetica pura, que decian algo asi.
    Iruyito y zaneta, laugaldu, laugaldu……..uyuandu…
    perdon
    me encantaria tener la letra, si pudiese ser. Gracias

    Responder
    • Gontzal Rubinos Artolozaga

      Kaixo Beatriz,

      Cuanta ilusión nos hace que recuerdes los orígenes de tu familia y la cultura de nuestra tierra. Con las pistas que nos das no puedo hacer gran cosa, lo único que me viene en mente es esta canción del cancionero vasco que dice así:

      BEREZKO TESTUA
      1. Iru txita izan eta
      Lau galdu:
      Gure txitaren ama
      Zerek yan du?

      2. Axeriek yan diola
      Lepua,
      Biligarruak bertze
      Gañerakua.»

      Puedes escuchar la música que acompaña a la canción en esta página web (pincha donde pone «abestia jaitsi»):

      http://www.eusko-ikaskuntza.eus/eu/dokumentu-fondoa/euskal-kantutegia/ab-3233/

      Espero acertar, un abrazo muy fuerte desde Euskal Herria.

      Responder
      • Beatriz Estela Bordaisco Patalagoity

        Uauuuuu Eskerrik Asko .¡¡¡

        mil gracias. un abrazo enorme.
        Mis oidos se alegraron cuando escuche la cancion.

        A mediados del año 2015, tuve la oportunidad de viajar y conocer la tierra de mis abuelos.
        El diario La nacion, de aqui Argentina, me publico una pequeña reseña de ese encuentro con mis raices.

        Aqui esta:

        Mis abuelos paternos eran vascos, nacidos en los Pirineos, sobre territorio francés. Mi abuelo, en Saint Palais; mi abuela, en Menditte. Ambos vinieron muy jóvenes a la Argentina.
        Con mi hermana Graciela, compartíamos el sueño de conocer esa tierra de nuestros abuelos. Ilusionadas, armamos el viaje con la intención de llegar y buscar una capilla de Saint Palais, que estaba estampada en una postal que papá guardaba y que sabíamos era muy representativa para la familia. Luego, buscaríamos la casa natal en Menditte.
        Llevamos en el equipaje una carpeta con fotos, entre las que estaban la de la capilla, la de un casamiento de unos diez años atrás y algunas otras encontradas en casa de los viejitos. La verdad, no sé por qué las llevamos, porque no teníamos la esperanza de vernos con nadie de la familia.
        Con muchas ganas y mucho de esa fibra aventurera, que ambas compartíamos, viajamos a Biarritz y allí nos subimos a un auto y emprendimos el último tramo del camino.

        Los prados cultivados, el olor a campo, el tibio sol que nos acariciaba con su calor primaveral, todo era una provocación para los sentidos. En el serpenteante camino, con las ventanillas bajas, dejamos que el aire nos inundara con esos profundos aromas de la tierra, de los árboles, de las plantaciones, de la historia. Estábamos solas en la inmensidad de la campiña, bajo el turquesa del cielo y con el verde y amarillo de los campos sembrados como alfombra bajo los pies. El silencio era solo interrumpido por el trinar de algunos pájaros y, para completar el cuadro, los azules Pirineos lo rodeaban todo, como una muralla que nos protegía.
        Como en un cuento, cruzamos un puente con macetones de flores y, emocionadas, entramos al pueblo del abuelo. Increíblemente, apareció ante nuestros ojos la capilla.
        Llegar fue mágico. Al bajar del auto, nuestros ojos se humedecieron. Allí estaba, majestuosa. Su torre campanario se erguía como queriendo tocar la gloria de Dios. Pequeña y humilde, pero nuestro corazón la sentía imponente y grande. ¿Cuántos eventos de nuestros antepasados habían acobijado esas paredes, cuántos sueños, oraciones, promesas? Y nosotras estábamos allí, como destejiendo una historia. Nuestra historia.
        Nos animamos a entrar. No había nadie, el aire solemne y clásico de muchas velas encendidas, enseguida nos inundó. Era delicada, con algunos vitrales, pocas imágenes. Las dos encendimos una vela, por nosotras y por nuestras familias, agradeciendo haber llegado allí y así realizar nuestro sueño.

        Al salir, por curiosidad, buscamos la dirección de Jean, primo de nuestro padre. Resultó estar justo frente a la capilla. Cruzamos la solitaria callecita y nos topamos con una pequeña puerta, solo sostenida por dos bisagras a un pilar. Parecía una puerta de tranquera, bajita, sin cerradura ni picaportes. Apenas la toqué, se abrió fácilmente y ante nuestros ojos apareció un patio empedrado con piedras grandes e irregulares. Sobre la derecha se encontraba una construcción con departamentos tipo PH en dos plantas. Los del primer piso tenían cada uno una escalera individual de acceso. Sobre el izquierdo, solo el patio. Me dio la sensación de esos lugares en los que se guardaban los carruajes.
        No sé quién me dio el coraje porque no me reconozco haciendo estas cosas, pero entré decidida. Parado en lo alto de una escalera, divisamos a un señor muy mayor, delgado, cabello blanco. Preguntamos por Jean y entonces se tomó de la baranda y con la otra mano empezó a golpearse el pecho y balbuceó algo que entendimos como un soy yo.
        Mi corazón comenzó a latir muy fuerte. Rápidamente, subí y le mostré una de las fotos de la carpeta y le dije venimos de la Argentina. El hombre me abrazó. Lloraba y temblaba.
        Sentí miedo. Era un hombre muy grande y esas emociones a veces son peligrosas. Redoblé mi abrazo, le acaricié la espalda y le pedí que se calmara, que todo estaba bien. Graciela, detrás de mí, lloraba también.
        A partir de allí empezó la magia. Sentimos júbilo al notar que para él era una alegría conocernos. Tal vez ese invisible lazo de sangre, que une las familias, nos hacía cercanos, como si nos hubiésemos conocido siempre.
        Su vasco-francés era incomprensible para nosotras, igual que nuestro castellano para él. Pero por esas cosas inexplicables nos entendimos. No eran nuestras bocas las que hablaban ni nuestros oídos los que escuchaban, sino que los sentimientos se expresaban desde el fondo de los corazones.

        Eskerrik asko nuevamente

        Agur

        Responder
    • Ana Celia

      Hola
      Mi abuela vasca me cantaba con frecuencia una canción

      » or show aburría e de rrsi arregutigai yoga guí lunai »
      No la puedo encontrar
      Me ayudan por favor ?
      Gracias !
      Ana Celia Orueta

      Responder
  2. Monica

    Kaixo.
    He vivido durante 4 años en el Pais Vasco, especificamente en Zamudio, ahora vivo en Paris, estoy buscando canciones para niños en euskara pero que tengan su traduccion en castellano, tengo una reunion con otras madres y tenemos que llevar canciones para niños, pero de seguro que me preguntaran lo que dice la cancion y pues a mi me da mucha ilusion enseñarles las canciones de la tierra que me acogio con cariño.
    Eskerrik asko ( asi se dice verdad?) Eta agur ! 😊

    Responder
    • Gontzal Rubinos Artolozaga

      Kaixo Monica!

      En tu caso, lo mejor para poder disfrutar de las canciones de niños en euskera son estas dos herramientas:

      El canal de YouTube Txatxangorria-Euskal Karaokeak: https://www.youtube.com/user/Euskalkaraokeak

      La página web http://eu.musikazblai.com

      En el primer link encontraras cientos de canciones en euskera, tanto para niños como para no tan niños. En el segundo encontraras cientos de letras de canciones en euskera y sus traducciones.

      Espero que te sirvan de ayuda.

      Un saludo.

      Responder
  3. juli punzano

    Hay algún CD que tenga todas estas canciones?

    Responder
    • Gontzal Rubinos Artolozaga

      Kaixo Juli,

      Existen muchos CDs con que recopilan todos los éxitos de las canciones para niños en euskera, pero no conozco ninguno que casualidad tenga todas las que mencionamos.

      De todas formas, en YouTube existen multitud de recopilaciones.

      Un saludo.

      Responder
  4. Marian

    Estoy tratando de encontrar una nana que mi abuel le cantaba a mi hermana, no se euskera, pero se que decia….. ez aita ez ama, ezauzuriñe y dudana, mas o menos ….. me encantaria encontrarla, gracias

    Responder
    • Gontzal Rubinos Artolozaga

      Kaixo Marian,

      Lo siento, pero con las pistas que nos das no se me ocurre ninguna canción en euskera.

      Un saludo.

      Responder
  5. Carmina Castillo

    Hola,
    estoy buscando canciones populares de País Vasco para niños, me gustaría saber si estas canciones son originales de allí o son adaptaciones.
    Muchas gracias.

    Responder
  6. jacinto

    Hola,

    aprendí una que decía. «Iji ajá, oso oso agá» o lago por el estilo. Sabés como se llama

    Gracias

    Responder
    • Sonia

      Estoy casi segura de que se refiere a la canción de Baga biga higa-Mikel Laboa. No es de las mas infantiles pero si de las mas conocidas de la cultura vasca.

      Dejo un link con la canción a ver si es esta —> https://www.youtube.com/watch?v=9JyNfyriAk0

      Responder
      • Jacinto Solanas Jiménez

        Hola Sonia,

        No, no es esa, la que te comento es infantil y es de Navarra, suena «yiji yaja, oso oso agá, yiji yajájá oso oso aunak» más o menos, se como se canta pero no escribirlo.

        muchas gracias por tu respuesta pese a todo.

        Seguiré buscando

        Responder
  7. Eduardo Legazpia

    Estoy buscando la canción con los meses del año en euskera..No se ni el título ni el autor o quien lo canta…
    ¿Me podéis ayudar?
    Ezkerrik asko!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *