Última hora:
Home / Bizkaia / Dónde comer en Bizkaia / Dónde comer en Gernika-Lumo bueno, bonito y barato.

Dónde comer en Gernika-Lumo bueno, bonito y barato.

Desglosamos las claves para saber dónde comer en Gernika-Lumo, uno de los municipios con más historia de Bizkaia.

 

¿No sabéis donde comer en Gernika-Lumo? No os preocupéis, en este artículo os vamos a mostrar las diferentes posibilidades gastronómicas que ofrece esta villa bizkaina. Asentada en la comarca de Busturialdea, junto a Urdaibai, Reserva de la Biosfera por la UNESCO, Gernika-Lumo es uno de esos municipios en los que comer nunca es un problema, y es que, el gran abanico de restaurantes que encontramos en sus inmediaciones abarca todo tipo de gustos y bolsillos. Nuestra recomendación, no es otra que la de disfrutar de sus gentes, museos y calles, para terminar disfrutando de alguno de los platos más típicos de nuestra gastronomía. Un plan que nunca falla, hacer hambre y ponerse las botas ¿os apuntáis?

Árbol viejo de Gernika

Tipos de restaurantes de Gernika.

  • Los de altos vuelos: En este grupo encontramos aquellos establecimientos en los que las innovadoras propuestas se fusionan con la cocina vasca de toda la vida. Restaurantes, donde la calidad de la materia prima marca los precios de sus platos. Es aquí, donde encontramos restaurantes como Baserri Maitea, auténticos templos gastronómicos situados en los alrededores de Gernika-Lumo que resultan idóneos para la celebración de ocasiones especiales.
  • Los habituales: Los restaurantes típicos, los del día a día, aptos para todos los mortales. Ejemplo de ello es el restaurante “Ai Ene”, un restaurante con un largo futuro por delante del que todo el mundo habla maravillas.
  • Los clásicos: Los de toda la vida, los de siempre. Restaurantes en los que la comida es comida, sin adornos, sin florituras, comida de antaño. En este grupo englobamos el local que os recomendamos visitar, el restaurante Boliña El Viejo, una propuesta, que cumple con la regla de las tres “b”, bueno, bonito y barato.

Exterior retsaurante Boliña el viejo, Gernika

Tras muchos viajes a esta comarca, tras visitar bodegas de txakoli, museos y rincones únicos en Euskal Herria, dimos con este restaurante que no deja indiferente a nadie, un lugar, que nos ofrece una experiencia culinaria única en Gernika-Lumo. Boliña El Viejo es un restaurante con solera, con historia, un espacio, en el que las partidas de mus siguen amenizando las sobremesas y la comida casera sigue siendo la protagonista del menú. Su ubicación, en el centro de la localidad, nos permite visitar todos los encantos del municipio y disfrutar de la gastronómica del País Vasco sin perder el tiempo en desplazamientos, una gran opción para comer en Gernika-Lumo.

Guernica Gernikara

 

 

Restaurante Boliña El Viejo, un restaurante de obligada visita en Gernika-Lumo.

Boliña El Viejo mantiene intacta la decoración y diseño del primer día, un hecho, en el que algunos ven una ventaja y otros un inconveniente, todo depende del prisma con el que se mire. Para nosotros, el diseño y ambiente que mantiene este restaurante vasco, nos hace retroceder en el tiempo llegando hasta los días en los que la tecnología se reducía a una calculadora y poco más, una época, en la que los platos siempre estaban cargados hasta arriba y las materias primas venían de los caseríos de la comarca.

Información de Boliña El Viejo.

  • Capacidad: 95 personas.
  • Tipo de cocina: Cocina vasca tradicional. Platos caseros.
  • Horario: Cerrado los martes y domingos noche (13:00 a 16:00 y 20:00 a 22:00).
  • Precio: Menú del día 10,50€ IVA incluido.
  • Pagina web: http://www.restaurantebolinaelviejo.com
  • E-mail: info@restaurantebolinaelviejo.com
  • Teléfono: 946 251 015
  • Tipo de pagos aceptados: Metálico.
  • Ubicación: Calle Adolfo Urioste, 1 – bajo, 48300, Gernika-Lumo, Bizkaia, País Vasco.

Boliña El Viejo, es un restaurante distinto, un restaurante en el que los platos se cantan a voz viva, se paga en metálico y las raciones son de las de antes, de las generosas. Araceli Mandaluniz , copropietaria y responsable del restaurante, mezcla su euskera (un bonito y pausado bizkaino) con el castellano, dándole un toque euskaldun al restaurante, una autentica artista. Los que no entendéis nuestra lengua, no os preocupéis, aunque puede que la primera palabra sea en euskera, cambia al castellano en cuanto ve que se desconoce el idioma.

Boliña El Viejo, ajos

 

Local: El Restaurante se ubica en el centro de Gernika, a 5 minutos andando de todos los puntos de interés de la localidad: Museo de la paz, Euskal Herria Museoa, Casa de juntas, oficina de turismo y un largo etcétera. Boliña el Viejo tiene dos espacios claramente diferenciados, el bar y el comedor, en el bar, es habitual encontrar la típica partida de mus, mientras que en el comedor, de altos techos y humildes mesas, se despacha como antaño. Su aspecto puede inducir a equívocos, y es que el local mantiene la misma estética que cuando se inauguró, uno de esos locales a los que probablemente muchos no entrarían de no ser por las recomendaciones. Gernika es pequeño y se puede recorrer a pie sin necesidad de utilizar transporte alguno. Eso sí, si decidimos llegar hasta el municipio en transporte privado debemos recordar que el aparcamiento está gestionado por OTA (Ordenanza de Tráfico y Aparcamiento), haciendo que tengamos que pagar por estacionar nuestros vehículos  en este tipo de zonas. Recomendamos aparcar en uno de los 3 aparcamientos gratuitos que encontramos distribuidos a lo largo de la localidad. El primero se encuentra en la entrada de Gernika, junto al edificio de Astra, cruzando las vías del tren, al lado de la estación de autobuses. El segundo, lo encontramos junto a la comisaría de la Ertzaintza y el tercero, en la carretera de Lumo, justo detrás del parque de la Casa de Juntas.

Calle del Boliña El Viejo, Gernika-Lumo

 

 

Atención: Por un momento parecía que nuestra amama (abuela en euskera) nos estaba tomando nota, y es que, bien en la cocina como en el comedor, la voz cantante la llevan dos señoras de avanzada edad. Personas con mucha experiencia, que nos hicieron sentir como en casa mediante su trato entrañable y amable, repetimos, literalmente como en casa. En Boliña El Viejo tienen los valores muy claros, lo principal siempre es el bienestar del cliente. Sorprende la estética uniformada de las camareras y el logotipo del restaurante serigrafiado en la vajilla, dos detalles típicos de los restaurantes de antes, dos características que nos vuelven a mostrar el potencial que este restaurante tuvo antaño.

Plato del restaurante Boliña El viejo, Gernika

 

 

Precio: Menú del día 10,50€ IVA incluido. Un precio muy ajustado y algo más bajo que el del resto de restaurantes de la zona con el que garantizan una relación calidad-precio a resaltar. Aunque se trata de un local con solera, muchas de las mesas de nuestro entorno estaban ocupadas por kuadrillas de jóvenes que no dudan en acudir a este txoko gastronómico a disfrutar de auténticos platos vascos. Y es que, el precio fusionado con el sabor y cantidad suministrados en cada plato del Boliña El Viejo ayuda, y mucho, a atraer a todo tipo de clientelas.

Relación calidad-precio

 

 

Platos: Tradicionales, caseros, sin grandes florituras pero con fundamento. Esos son, en resumidas cuentas, el tipo de platos que nos encontramos en este restaurante vasco, todos ellos creados siguiendo recetas de toda la vida en las que el sabor de la cocina vasca es el máximo exponente. Las cazuelas de este restaurante empiezan a trabajar desde primera hora, cocinando sin prisa pero sin pausa, y es que los platos del restaurante Boliña El Viejo son totalmente contrarios al concepto de comida rápida (fast food), contribuyendo así al reciente y famoso movimiento Slow food.

Paella, restaurante Boliña el viejo

 

 

Experiencia: Hoy en día es fácil encontrar restaurantes de altos vuelos en los que se fusiona la cocina tradicional con innovación, es fácil encontrar menús degustación repletos de platos minimalistas, es fácil encontrar buenos asadores de carne y pescado, pero es muy difícil encontrar un restaurante de toda la vida, sin remodelar su interior y plantilla en el que se mantienen los mismos platos que se servían hace más de 30 años. Una experiencia, que muchos viajeros buscan en el País Vasco y que pueden encuentran en Boliña El Viejo, uno de los restaurantes más tradicionales de Gernika-Lumo.

Tarta de queso en el restaurante Boliña el Viejo, Gernika

 

 

Menú: Habitualmente, el menú suele estar confeccionado por 5 primeros y 5 segundos entre los que elegir, acompañados por pan, bebida y postres caseros. De todas las propuestas que nos presentaron, nos decantamos por paella de primero, chicharro asado de segundo y  tarta de queso de postre, un menú casero, con grandes cantidades y buen sabor con el que disfrutamos como niños. La paella, presentada en una fuente de metal, además de contar con buen sabor, perfectamente podía alimentar a 2 personas. El chicharro, presentado como mandan los cánones, con ajos y aceite, sin más miramientos, fue en nuestra opinión el mejor plato del día, buen sabor, buena textura, tierno, y de buena presentación, desde la cabeza a la cola. Aunque entre las especialidades del Boliña El Viejo se encuentran las alubias de Gernika y la merluza, no tuvimos la suerte de degustarlos y es que no estaban en la lista del día, una pena.

Txitxarro asado Boliña el viejo, Gernika

Preparaos para descubrir uno de los restaurantes más auténticos de nuestra tierra, la meca de la comida vasca de Gernika, el restaurante Boliña el viejo. Una de las mejores opciones para degustar comida tradicional vasca en Gernika-Lumo, un clásico.

Un comentario

  1. El precio es de 20€ el menú, no 10,50€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>